HAZ CLIC PARA CERRAR

8 de noviembre de 2012

La F.F.M. entregará dos desfibriladores para El Pinar y Las Olivas

Vicente Temprado, presidente de la FFM.

El presidente de la Federación de Fútbol de Madrid, Vicente Temprado, entregará dos desfibriladores al Ayuntamiento de Aranjuez para las instalaciones de El Pinar y Las Olivas el próximo lunes a las siete de la tarde en el antiguo Centro de Apoyo al Profesorado (CAP).

La donación se enmarca en la campaña que la FFM -gracias a su superávit de 2011- está llevando a cabo por toda la Comunidad que consiste en la dación gratuita de 80 de estos aparatos allí donde se jueguen partidos de la Federación.

El pasado 30 de julio el Real Aranjuez CF recibió su desfibrilador semiautomático, con lo que también El Deleite ofrece un servicio de prevención de la muerte súbita cardiaca.

Al acto está previsto que acudan tanto la alcaldesa, María José Martínez, como el delegado de Deportes, José Núñez.

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Tengo la experiencia de un infarto al que acudieron con un desfibrilador depositado en un campo de fútbol que no funcionó por falta de mantenimiento.

¿Tenemos dinero para mantenerlos?

Porque si no, son inútiles

CAMPEONES de Aranjuez dijo...

Buenas noches. El lunes en la presentación preguntaré qué tipo de mantenimiento necesita, cuánto cuesta mantenerlo, quién puede manejarlo, si se dará algún tipo de cursillo para su uso... Ya lo publicaré. Gracias por su interés.

José Angel Rodríguez dijo...

Buenas noches. Había olvidado el hilo, lo siento. Le comento que una vez preguntado por estos temas, me dijeron que el mantenimiento y revisión corre a cargo de la empresa que los proporciona y sobre su uso se dio una charla informativa a los monitores, entrenadores, personal de la Delegación... allí presentes. Espero que le haya sido útil la información. Puede ampliarla en http://www.campeonesaranjuez.com/2012/11/aranjuez-recibe-dos-desfibriladores-de.html
Un saludo y gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

Gracias por seguir el comentario.

Mi intención en todo esto es reflexionar, no criticar porque sí.

En realidad he conocido dos casos en los que un desfibrilador hubiera sido útil: el que mencionaba en el primer comentario, y otro, hace mucho tiempo, de otra persona que falleció de un infarto en el Santiago Bernabeu.

En ambos casos un desfibrilador hubiera podido resultar vital.

Lo que vengo a reflexionar es que, a veces, creamos equipamiento o legislaciones de seguridad o protección que conllevan una carga económica que, con el tiempo, no tienen seguimiento, conduciendo a la degradación de la infraestructura creada, con la consecuente pérdida de dinero.

Creo que esto, unido a los tiempos de recortes en los que estamos, es lo que provocó el estado de deterioro del desfibrilador de mi primer comentario. En el caso del Santiago Bernabeu ni siquiera existían, supongo.

Espero que no sea el caso, si el mantenimiento es tan barato como parece deducirse de la información que le han suministrado.

En fin, que me alegro de que estén a disposición de las intalaciones estos nuevos desfibriladores, pero espero que se matengan adecuadamente.

Un saludo. Muchas gracias.

Publicar un comentario

© CAMPEONES de Aranjuez por sí o como cesionaria es propietario de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial de su página web, así como de los elementos contenidos en ella. Todos los derechos reservados. En virtud de los artículos 8 y 32.1 párrafo segundo de la Ley de Propiedad Intelectual quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de esta página web con fines comerciales y/o informativos en cualquier soporte y por cualquier medio técnico sin la autorización de CAMPEONES de Aranjuez. El USUARIO se compromete a respetar estos derechos y podrá visualizar los elementos de la web, imprimirlos, copiarlos y almacenarlos exclusivamente para su uso privado. CAMPEONES de Aranjuez no se hace responsable de los comentarios vertidos en sus entradas ni de las opiniones expresadas en sus cartas aunque se reserva el derecho de editar o retirar los mismos.